Voy a comenzar preguntándote

¿Qué tal? ¿Cómo estás?

No sigas leyendo y responde a esta pregunta en voz alta, hazte ese favor… 

Cuantas veces nos preguntan esto y respondemos:

Bueno, tirando…

Deseando que lleguen las vacaciones…

Agotada, estoy a reventar de trabajo…

De lunes…

Si todo va bien 20 años para jubilarme…

Vamos a darle un giro!!!

También podemos responder: Cada día mejor, conociéndome…

Súper ilusionada preparando las vacaciones…

Con mucho trabajo, pero muchas ganas de crecer…

Vamos a reflexionar sobre nuestra vida, cómo elegimos vivir, qué queremos mejorar; para ello te pido que ABRAS TU CORAZÓN, no sólo los ojos.

Te pido que bajes tus defensas y que no le des protagonismo durante esta lectura a tu mente.

Te pido que “descubras” no que sólo leas.

La capacidad de emocionarse es lo que nos distingue de los animales así que:

abre tu corazón.

Este texto puede cambiar tu vida o puede no aportarte nada, eso depende de ti, solo de ti.

¿Tienes ganas de ser mejor? 

Si la respuesta es SI te invito a que tomes este camino, el CAMINO DEL CORAZÓN, eso sí, te digo que necesitas un ingrediente indispensable para caminarlo:

la VOLUNTAD, exige mucha voluntad.

Vamos por partes, sigue conmigo!

Este camino lo dividí en tres pasos, fáciles sí, pero como ya te lo he dicho, la decisión la tomas tú.

Continúa por aquí.


Sí quiero ir al primer paso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *